En la costa central de Cantabria, en una amplia y verde finca salpicada de árboles frutales y cubierta de un manto verde de hierba encontramos una casona blanca con ventanales de madera. La Posada Lunada es un auténtico rincón de descanso entre un entorno rodeado de prados y vistas a los Picos de Europa e interiores llenos de comodidades y con un estilo cuidado.

Los interiores de Posada Lunada son estancias llenas de la abundante luz que entra por sus ventanales de madera, con altos techos con vigas de madera y paredes en tonos neutrales y relajantes, dejando el protagonismo en las maravillosas vistas llenas de verdor que asoman por las ventanas.

Su amplio salón con una acogedora chimenea de leña rodeada de cómodos sofás conforma el rincón perfecto para sentarse a charlar, leer o ver una película.

La Posada dispone de varios espacios para disfrute y descanso: El salón con biblioteca y chimenea, el comedor interior, la terraza en el jardín utilizada todas las mañanas para los desayunos. Y amplias zonas verdes con jardín y solárium con hamacas. También un espacio infantil con cabaña de madera de juegos y un gallinero para que los más pequeños disfruten de las aves de granja.

Cada mañana le ayudaremos a elegir una mesa en el comedor interior al calor de la chimenea en invierno o en la terraza del jardín durante el verano. Allí le atenderemos y le serviremos según sus gustos todo lo preparado en el día.

es_ES